Propiedades y Contraindicaciones del Ajo Negro

Estudios recientes consideran al ajo negro como un súper alimento debido a sus propiedades antioxidantes, su capacidad para estimular el sistema inmunológico y sus propiedades cardiovasculares.

El ajo negro se obtiene a través de la fermentación de ajo común dentro de armarios con agua de mar o ahumándolos con leña. Este proceso le da características medicinales más poderosas que las que el ajo contiene de por sí de manera natural.

Al fermentarse de esta forma, el ajo suprime su olor y sabor característicos, haciéndolo más apetecible para algunos gustos y elimina las probabilidades de tener mal aliento o transpirar olores fuertes.

Propiedades del aceite del Ajo Negro

Entre las principales características medicinales de este maravilloso producto se pueden destacar las siguientes:

Previene enfermedades cardiovasculares

El ajo puede bajar los niveles de colesterol debido a su alto contenido en cisteína, el cual previene la formación de placa en las arterias que puede devenir en trastornos cardiovasculares como la hipertensión arterial, las deficiencias cardíacas y los accidentes cerebrovasculares.

Rico en aminoácidos

El ajo negro contiene 18 de los 22 aminoácidos esenciales para el organismo, los cuales ayudan a la descomposición de los alimentos, la creación de energía y la reparación de los tejidos del cuerpo. Estos son esenciales en la dieta de deportistas y personas con una alta actividad física porque le proporcionan al organismo la vitalidad necesaria para mejorar su rendimiento.

Regulador de la tensión arterial natural

El ajo es un remedio efectivo para controlar la tensión arterial. Muchos médicos recomiendan consumirlo para controlar la tensión alta como cápsulas procesadas o simplemente consumiendo los dientes enteros.

Estas propiedades se deben a sus características vasodilatadoras, que favorecen la circulación sanguínea y previenen la coagulación de la sangre. De esta forma, el ajo negro también ayuda a aliviar el dolor de cabeza y la migraña, los cuales son causados por la mala circulación en las arterias.

Es un poderoso antioxidante

Según el instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos de  Norteamérica el ajo ha demostrado ser capaz de prevenir distintos tipos de cáncer como el de estómago, páncreas, mama, esófago, intestinos y colon.

Esto se debe a sus características antioxidantes, las cuales son capaces de suprimir la incidencia de los radicales libres en el organismo.

Las investigaciones determinaron que una de las principales causas de la proliferación de células cancerígenas en el organismo son los radicales libres, los cuales se generan con el consumo de bebidas alcohólicas, tabaco y alimentos procesados. La radiación y la contaminación ambiental son causales de la proliferación de estos también.

El ajo y especialmente el ajo negro, junto con la cebolla, son capaces de reducir a niveles mínimos estos agentes nocivos para el cuerpo previniendo enfermedades como el cáncer y otras enfermedades degenerativas o crónicas.  Su cantidad abundante de vitamina C (más que el ajo común) le dan esta característica.

Estimula el sistema inmunológico

Su contenido alto en vitamina C estimula la proliferación de linfocitos (glóbulos blancos que se encargan de la supresión de infecciones en el organismo) lo que fortalece al sistema inmunitario y lo ayuda a combatir todo tipo de cuadros virales e infecciones bacteriológicas.

Consumir ajo y especialmente ajo negro ayuda a  evitar la proliferación de hongos como la cándida. El ajo tiene propiedades desintoxicantes, que favorecen la eliminación de todo tipo de toxinas.

No causa molestias digestivas si se consume moderadamente

A diferencia del ajo común, el ajo negro no causa trastornos estomacales si se consume en altas dosis como las flatulencias, acidez, vómitos y diarrea. Por lo tanto puede consumirse en mayores cantidades que el ajo común sin que esto suponga un riesgo para las personas de estómago delicado.

Contraindicaciones del Ajo Negro

El ajo negro es una extensión de las características del ajo tradicional, ya que es una simple fermentación del mismo a través de técnicas ancestrales. Aunque estas técnicas suprimen algunos de los efectos secundarios del ajo, es importante destacar que debe consumirse en cantidades moderadas según algunos casos como los que se mencionan a continuación:

Personas con problemas digestivos

El ajo negro suprime muchas de las características naturales del ajo común como las probabilidades de sufrir acidez o trastornos digestivos, sin embargo no se debe abusar de él si se tiene estómago sensible.

Aunque el ajo negro puede consumirse en mayores cantidades que su antecesor sin representar riesgos para la digestión, los expertos recomiendan consumirlo de forma moderada para evitar efectos secundarios.

Contraindicado en caso de estar bajo determinados tratamientos

El ajo posee características vasodilatadoras, por lo tanto puede llegar a ser perjudicial para la salud en caso de consumir medicamentos, alimentos o suplementos anticoagulantes. Consultar a un médico es primordial en caso de utilizar medicamentos como aspirina, warfarina o sintrom.

Además, puede llegar a bloquear el citocromo (un agente activo en varios medicamentos que es vital para su correcto funcionamiento) por lo que el ajo puede llegar a anular o potenciar el efecto de algunos medicamentos para afecciones cardíacas, bajar el colesterol, algunos antibióticos, corticoides y pastillas anticonceptivas.

El ajo puede causar problemas de sangrado

Las personas que sufren de trastornos como la hemofilia o cualquier trastorno de sangrado no deben consumirlo en altas cantidades por sus cualidades vasodilatadoras. Esto quiere decir que al hacer menos espesa la sangre esta fluye con mayor rapidez por el cuerpo y, en compañía de medicamentos que favorecen la dilución sanguínea puede degenerar en altos riesgos de hemorragia.

Los médicos aconsejan suprimir la ingesta de ajo como mínimo quince días antes de una intervención quirúrgica por este problema. Asimismo, desaconsejan su consumo hasta cumplir con al menos dos semanas de haberse sometido a dicha intervención. Durante el periodo menstrual, también se desaconseja consumirlo en aras de evitar la pérdida excesiva de sangre.

Personas con hipotensión

Si se sufre de hipotensión o tensión baja es recomendable consumir poco ajo. Las personas que sufren de hipotensión pueden llegar a padecer de fatiga, visión borrosa, desmayos y falta de concentración y en casos sumamente graves puede ser potencialmente mortal.

Referencias:

1 comentario en “Propiedades y Contraindicaciones del Ajo Negro”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.