Propiedades y Contraindicaciones de la Raíz de Bardana

La bardana  (Arctium lappa, según su denominación científica) ha sido utilizada en la medicina tradicional occidental desde siempre gracias a todas sus propiedades beneficiosas para la salud. Esta planta es originaria del continente europeo, especialmente en el mediterráneo.

El uso de su raíz puede llegar a beneficiar poderosamente a la salud del organismo estimulando la digestión, ayudando a la generación de bilis, estimulando al sistema inmunológico y proporcionando minerales al cuerpo, dándole así energía.  A continuación, se presentan todas sus propiedades curativas y contraindicaciones:

Propiedades de la Raíz de Bardana

Es rica en minerales

La Bardana contiene grandes cantidades de hierro, calcio, potasio, ácido clórico, flavonoides y vitaminas que ayudan a mantener la salud general del organismo y le proporcionan altas dosis de energía, por lo tanto consumirlo constantemente proporcionará vitalidad.

Es rica en vitaminas C y E, las cuales estimulan la generación de defensas, la regeneración de tejidos y la estimulación del sistema nervioso, previniendo todo tipo de enfermedades neurodegenerativas.  

Fortalece al sistema inmunológico

La raíz de bardana tiene propiedades antibacterianas, lo que estimula el sistema inmunológico a través de la generación de glóbulos blancos y anticuerpos. De esa forma se pueden prevenir todo tipo de enfermedades infecciosas ocasionadas por bacterias y  combatir cuadros virales.

Es efectiva para bajar la fiebre y combatir la gripe.

Ayuda a prevenir el cáncer

Sus propiedades antioxidantes ayuda a frustrar la proliferación de células cancerígenas, originadas de los radicales libres, los cuales se originan de la ingesta de cigarrillos, la contaminación y la radiación solar. Consumir bardana puede ayudar a prevenir la metástasis y, especialmente, ayuda a combatir el cáncer estomacal, donde ejerce mayores beneficios.

Sus propiedades antiinflamatorias, desintoxicantes y antioxidantes son un compuesto poderoso para combatir todo tipo de enfermedades degenerativas.

Favorece la digestión

Esta raíz puede ayudar a favorecer la digestión en muchos sentidos gracias a que posee grandes dosis de polisacáridos no amiláceos como la insulina y mucílago, los cuales son laxantes leves que favorecen la digestión y evitan trastornos como el estreñimiento. A su vez, es capaz de estimular el apetito, fortalece al estómago  y ayuda con los problemas de gases.

Útil contra enfermedades hepáticas

La bardana favorece la generación de bilis, la cual sirve para digerir algunos elementos de difícil solución. La bilis también ayuda a proteger al hígado de toxinas y todo tipo de agentes nocivos para su correcto funcionamiento, de manera que la bardana ayuda a prevenir enfermedades como el hígado graso, el cáncer hepático, la hepatitis, la inflamación del hígado, los cálculos biliares,  entre otras.

Fortalece a los riñones

La bardana es popular por muchas cosas, entre las que destaca su capacidad de estimular el sistema renal. Sus propiedades desintoxicantes ayudan a los filtros naturales del cuerpo a eliminar los químicos y toxinas no deseadas del organismo. Con esto ayuda a prevenir trastornos entre los que se pueden mencionar los cálculos renales e insuficiencia de los riñones.

Es un potente antídoto para algunos venenos

Sus propiedades curativas permiten mantener la salud general del cuerpo, con lo que ayuda a combatir todo tipo de toxinas y agentes nocivos para la salud, como el caso de algunos venenos.

Es un diurético natural

Una de las formas  que tiene el cuerpo de liberarse de enfermedades y todo tipo de toxinas es por medio de los líquidos y la bardana es capaz de beneficiar este proceso:

Sus propiedades diuréticas están fuera de toda duda. Consumir bardana en infusión ayuda a combatir la retención de líquidos, eliminandolos a través de la orina y la sudoración. De esta manera se pueden eliminar toxinas del cuerpo. Cuando se retienen líquidos el cuerpo está propenso a sufrir enfermedades e infecciones de todo tipo.

Sus propiedades diuréticas ayudan a combatir algunas infecciones urinarias leves, por lo que puede ser utilizada para aliviar temporalmente estas dolencias y así asistir al médico y recibir el tratamiento apropiado.

Es apta para diabéticos

Estas raíces contienen, como se ha dicho, índices altos de insulina natural y son bajas en calorías, lo que le hacen un aditivo ideal para personas que sufren de trastornos glucémicos como el azúcar alto y la diabetes. Ingerir infusiones de bardana beneficia positivamente el control del azúcar en la sangre.

Favorece la pérdida de peso

Sus propiedades diuréticas, diaforéticas y desintoxicantes favorecen la pérdida de peso. Consumir bardana causa que los individuos pierdan peso gracias a la sudoración y la eliminación de todo tipo de toxinas.

Limpia la sangre y previene enfermedades cardiovasculares

La raíz de bardana tiene propiedades desintoxicantes que favorecen a todo el organismo, especialmente a la sangre. También es conocida por ser capaz de reducir los niveles de triglicéridos y colesterol, los cuales son los principales responsables de las enfermedades cardíacas como la hipertensión, los infartos y los accidentes cerebrovasculares cuando están a niveles excesivamente altos.

Tiene propiedades dermatológicas

La infusión de raíz de bardana puede ser  utilizada para tratar males de la piel como el acné, especialmente si se le prepara con angélica. Asimismo,  puede hacerse un champú excelente para combatir males como la caspa y la picazón del cuero cabelludo con bardana.  

La bardana también sirve para tratar afecciones como la piel reseca, la seborrea, la formación de forúnculos, el eczema, la psoriasis y la dermatosis. Asimismo estimula el crecimiento del cabello si se utiliza como loción o crema de uso tópico.

Contraindicaciones de la Raíz de Bardana

Los estudios que se han hecho a esta planta medicinal demuestran que es seguro su consumo. Sin embargo, hay algunos efectos secundarios que deben tomarse en consideración antes de consumirla en aras de evitar cualquier reacción desfavorable y en algunos casos es mejor tomar la previsión de no ingerirla sin supervisión médica.

Los casos en los que no se recomienda su consumo son los siguientes:

Contraindicada en caso de ser alérgico al polen

Esta raíz está contraindicada en casos de alergia a los crisantemos, margaritas, caléndulas y ambrosías, grupo al que pertenece la bardana. Consumirlo sin prescripción médica podría generar trastornos como comezón, lagrimeo, rinitis alérgica, asma bronquial y dermatitis por contacto.

Estas flores son de las que más polen generan, por ello no es recomendable su consumo en algunas personas. Se recomienda manipular la raíz de bardana con guantes para evitar cualquier reacción desfavorable como la dermatitis.

Evitar su consumo durante el embarazo

Sus propiedades diuréticas son beneficiosas para casi todo el mundo, salvo en mujeres embarazadas. Al aumentar la frecuencia con la que se va al baño puede llegar a ser perjudicial en periodo de gestación ya que ello puede afectar el desarrollo del feto.

Aumenta las posibilidades de sangrado

Consumir demasiada bardana aumenta las posibilidades de sangrado. Los expertos no recomiendan su consumo antes de una intervención quirúrgica ya que esto puede generar complicaciones durante el proceso.

Se recomienda consultar al médico en caso de sufrir diabetes e hipotensión

Aunque la planta es beneficiosa para prevenir algunas enfermedades como las anteriormente mencionadas, esta situación puede variar si ya se padecen estas dolencias. Consumir bardana en estos casos puede llegar a ser perjudicial para la salud, por lo tanto es imperioso consultar a un médico antes de iniciar un tratamiento a base de bardana en estos casos.

Referencias:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.