Propiedades y Contraindicaciones de la Espirulina

La Espirulina es una de las nuevas tendencias en pérdida de peso y en comida sana, debido a su éxito como alimento para astronautas y sus maravillosas propiedades nutricionales. Este suplemento dietético se obtiene de dos filamentos (Algas verdeazuladas) de la familia Arthrospira conocidas como  A. Platensis y A. Máxima.

Sus propiedades son muy variadas y beneficiosas, pues pueden llegar a beneficiar no solo la pérdida de peso, sino que tiene grandes propiedades rejuvenecedoras y prevenir algunas enfermedades.

Propiedades de la Espirulina

Tiene un alto contenido en proteínas de alta calidad

A diferencia de otros alimentos similares, la Espirulina  posee un 65% de proteínas de alta calidad beneficiosas para el cuerpo ya que contienen todos los aminoácidos esenciales para el correcto funcionamiento del organismo, por lo tanto es un buen elemento a incorporar en una dieta para perder peso o para beneficiar a deportistas.

Cabe destacar que las proteínas son fundamentales en todo tipo de regímenes de pérdida de peso ya que estas son las que alteran el metabolismo, el cual es el responsable de la quema de grasas en el organismo con mayor o menor rapidez.

Es un adelgazante natural y eficaz

La Espirulina contiene un aminoácido llamado fenilalanina, el cual al entrar en el tracto intestinal produce la segregación de la hormona colecistoquinina. Esta hormona ocasiona que  la digestión se ralentice al entrar en el estómago. De esta forma se puede controlar el peso, ya que un proceso de digestión lento crea la sensación de sentirse lleno en los individuos.

La Espirulina debe consumirse 20 minutos antes de la comida para que este proceso surta el efecto deseado.

Estimula la digestión y protege al hígado

La Espirulina en cantidades moderadas  puede favorecer la digestión y a la flora intestinal, ya que contiene fibra en su composición (en las contraindicaciones, sin embargo, se explican las consecuencias de consumir excesivas dosis de espirulina). Además, tiene propiedades hepatoprotectoras gracias a su capacidad de eliminar lípidos eficientemente.

Es rica en vitaminas y nutrientes

La espirulina tiene numerosas vitaminas (A, E, C y Complejo B, por ejemplo), oligoelementos y fibra, todos elementos que benefician a la circulación en la sangre y al transporte de oxígeno a través de los glóbulos rojos, lo que la hace eficaz para prevenir o curar la anemia.

Además, posee alto contenido en minerales, que otorgan energía al organismo y lo ayudan a mantenerse activo tanto físicamente, sexualmente e intelectualmente.

Tiene propiedades anticancerígenas

Su alto contenido en antioxidantes ayuda a la destrucción de los átomos conocidos como radicales libres, los cuales pueden ocasionar enormes trastornos a la salud como el cáncer y otras enfermedades degenerativas. Los antioxidantes favorecen no solo la destrucción de los citados radicales, sino que favorecen la regeneración de tejidos y células.

Ayuda a controlar los triglicéridos y colesterol

Controlando los triglicéridos y el colesterol se pueden prevenir algunas enfermedades como la hipertensión, los accidentes cerebrovasculares y los problemas cardíacos. La Espirulina es altamente recomendada para pacientes que sufren de triglicéridos y colesterol altos.

Ayuda al sistema nervioso

Gracias a su capacidad de favorecer algunos procesos del cuerpo, puede llegar a beneficiar al sistema nervioso. Esto se debe a que la espirulina puede potenciar la producción de algunos neurotransmisores como la acetilcolina, la cual favorece las funciones neuronales y con ello, al sistema nervioso central.

Goza de propiedades rejuvenecedoras

Las propiedades que tiene son variadas, entre las que destacan sus enormes capacidades rejuvenecedoras debido a la vitamina A y E que contiene. Estas vitaminas favorecen la producción de colágeno, el cual ayuda a mantener la piel joven y sana.

Otra de las características estéticas que favorecen también al rejuvenecimiento es su enorme contenido de aminoácidos y minerales, los cuales favorecen el crecimiento capilar, es decir, que la espirulina podría ayudar a personas que sufren de calvicie.

Contraindicaciones de la Espirulina

Normalmente este alimento no ocasiona reacciones adversas en quienes lo consumen, sin embargo, hay algunos aspectos importantes que deben tomarse en consideración, como la dosis de espirulina que se ingiere. La dosis que los especialistas recomiendan para todo tipo de consumidores es de 4 grs al día.

Si es muy alta, puede causar algunos trastornos leves a razón de efectos secundarios que no deben alertar a su consumidor  y se mencionan a continuación:

Sed y Estreñimiento

Es recomendable beber abundante agua junto a las píldoras de Espirulina, ya que puede causar estreñimiento y deshidratación leve. Cuando se consume espirulina, es altamente recomendado ingerir cuanto menos medio litro de agua para prevenir cualquier trastorno en la digestión que pueda derivar de su consumo.

Producto del estreñimiento,  puede ocasionar dolor abdominal leve igualmente.

Mareos y Fiebre

Es muy probable que de presentarse efectos secundarios en consumidores de espirulina, estos puedan sufrir de mareos o fiebres leves. Esto se debe a una reacción natural del cuerpo ya que buscará consumir las proteínas extra que este alimento aporta al organismo. Es importante destacar que al consumir proteínas la cantidad de toxinas en el cuerpo puede aumentar y ocasionar este tipo de trastornos leves.

Erupciones en la piel

El consumo excesivo de espirulina puede causar algunos trastornos en la piel como picazón leve y erupciones ligeras en la piel.

Se contraindica en pacientes con hipotiroidismo e hipertiroidismo

Aunque las algas de las que se manufactura la espirulina no tienen alto contenido en yodo, puede influir sobre la tiroides, por lo tanto es recomendable consumir espirulina bajo prescripción médica y en bajas dosis si se sufre de alguna dolencia derivada de la glándula tiroides.  

Se contraindica en pacientes con insuficiencias renales

La ingesta de proteínas en este tipo de pacientes debe ser limitada a fin de favorecer la eliminación de toxinas derivadas de la ingesta de ellas. La espirulina es un alimento rico en proteínas y por ello no es recomendable consumirlo si se sufre de alguna dolencia renal. Es importante consultar a un especialista en caso de tener dudas al respecto.

No es recomendada para personas con insuficiencias hepáticas

Algunos especialistas no aconsejan consumir Espirulina si se sufre de algún tipo de enfermedades hepáticas. El consumo de exageradas dosis de espirulina podría ocasionar daños hepáticos a largo plazo.

Contraindicada para niños y mujeres embarazadas

No es recomendable consumir espirulina en periodo de lactancia o suministrar a niños pequeños, ya que puede ocasionar trastornos emocionales y alimenticios que pueden afectar el crecimiento del niño o el proceso de gestación de la madre.

Puede ocasionar trastornos del sueño y cansancio

Consumirla en exceso puede ocasionar algunos trastornos como el insomnio, cansancio y cambios emocionales drásticos.

Referencias:

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.