Semillas de CHIA, lo que no sabes

Semillas de CHIA, lo que no sabes

Las semillas de chia son consideradas hoy en día como un superalimento debido a sus grandes propiedades beneficiosas para la salud. No obstante, su historia se remonta a la cultura Azteca y Maya, donde representaba uno de los alimentos básicos de sus dietas.

Estas semillas se consideran una excelente fuente de proteínas, ácidos grasos, fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales. Es un alimento muy versátil con un sabor suave y agradable, que puede agregarse a una gran variedad de platos e incorporarse a la dieta en forma de panes, batidos, cereales, sopas, ensaladas, etc.

La chía o salvia hispánica fue cultivada durante siglos en México. Se ha observado una variación de esta planta cultivada en California, Arizona, Nevada y Nuevo México. Cada vez más personas alrededor del mundo aprovechan los beneficios nutricionales y medicinales de la Chía.

Composición nutricional de las SEMILLAS DE CHIA

“Chía” significa fuerza en el dialecto Maya. Solía decirse que una cucharada de estas semillas podía mantener de pie a una persona por 24 horas, esto haciendo referencia a su composición nutricional y a sus beneficios para aumentar la fuerza y resistencia.

Dentro de su composición, se halla una fuente importante de ácidos grasos omega -3, antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales.

Valores nutricionales

Una porción de 28 gramos de semillas de chía contiene los siguientes valores.

  • Calorías: 138 kcal
  • Proteínas: 4.69 gr
  • Vitaminas: A, B1, B2, B3, C y E
  • Minerales: fósforo 27% de la IDR, calcio 18%, manganeso 30%, magnesio 30%, en una menor proporción Zinc con 7%.
  • Grasas: 8.6 gr
  • Carbohidratos: 11.94 gr
  • Fibra: 9.8 gr

Teniendo en cuenta su aporte calórico reducido, es un alimento con un gran valor nutritivo, natural y libre de gluten.

Beneficios para la salud

Uno de los principales beneficios, es la facilidad que tienen estas semillas de incorporarse a la dieta,  son compatibles con cualquier plato gracias a su suave sabor y a diferencia de otras semillas no requiere ser molida para su preparación. Incluirla a cualquier plato aumenta significativamente su valor nutricional.

  • Acción antioxidante: gracias a su contenido en compuestos fenólicos, es una buena fuente de antioxidantes. Detienen la oxidación y por ende luchan contra los radicales libres responsables de enfermedades.

Gracias a este efecto, estudios demuestran el efecto de la semilla en la disminución del riesgo de cáncer, enfermedades cardiacas y signos de envejecimiento.

  • La fibra soluble juntamente con una buena alimentación favorece la reducción del colesterol dañino LDL, sin afectar los niveles de colesterol bueno HDL. De esta forma se ve favorecida la salud del corazón y la prevención de enfermedades relacionadas al colesterol, como la arteriosclerosis.
  • Su alto contenido en fibra promueve la regularidad intestinal y un efecto saciante, de esta forma frena el hambre y conduce a la pérdida de peso.
  • Aumenta la energía y el metabolismo: en base a un estudio realizado, se puede afirmar que estas semillas pueden utilizarse como un energizante, capaz de suplantar a las bebidas deportivas, como una forma de recarga de carbohidratos en entrenamiento de resistencia.
  • Ayudan a equilibrar el nivel de azúcar en sangre, teniendo en cuenta los estudios realizados, las semillas de chía puede utilizarse en el tratamiento de la diabetes, siendo capaz de controlarla.
  • Una onza posee el 18% de la ingesta diaria recomendada de calcio, mineral fundamental para la salud de los huesos. Favorece el correcto funcionamiento y crecimiento de los huesos y músculos.

Cómo comer las semillas de chia

Son muy fáciles de digerir, los nutrientes son rápidamente asimilados por el organismo. Para obtener todos sus beneficios es mejor consumirlas de forma natural, ya que también puede conseguirse en forma de aceite o en suplementos.

La forma más común de comer las semillas de chia es mezclándolas con un batido o algún alimento líquido, para espesar salsas o como aliño en las ensaladas. Recientemente se ha utilizado su potencial en la elaboración de productos de panadería.

Efectos secundarios

Como todo alimento natural, es necesario prestar atención a sus posibles efectos secundarios en caso de un consumo inadecuado. No se han identificado componentes tóxicos en las semillas, pero podría presentarse un caso de alergia en personas sensibles a los frutos secos, semillas o a la salvia.

Advertencias

  • Pueden llegar a reducir la presión arterial, especialmente en personas con problemas de hipertensión que mantengan la toma de medicamentos.
  • Se debe evitar el consumo en conjunto a medicamentos anticoagulantes como la warfarina.
  • Debido a que estas semillas representan una fuente significativa de vitaminas, podría darse una sobrecarga si la persona se está suplementando.

Datos estadísticos

Según el informe en cuanto a la exportación de las semillas de chía, se puede observar un crecimiento de 327.085% en un periodo de 12 años, comprendidos entre el 2002 y el 2013. El volumen creció de 19,6 toneladas a 9.716, así como su valor en venta de 15.704$ a 51,4 millones de $. Estados unidos se establece como el principal mercado en cuanto al consumo de este superalimento.