El Sorgo

En el continente africano se siguen descubriendo un sinfín de alimentos que eran desconocidos por la mayoría del mundo occidental. Esto solo ofrece oportunidades de expansión económica y abre un abanico de posibilidades en un mundo cambiante tanto por la innovación tecnológica, como los retos que traerá en el futuro la expansión de la población, el cambio climático y la renovación de la economía mundial.

En esta ocasión, se mencionarán las características de uno de los cereales más antiguos que conoce la humanidad y que había quedado en el olvido pero, que del continente que hoy ha sido comprobado como la cuna de la humanidad, ha venido a presentarse como una nueva opción dentro de la dieta  y el consumo del mundo: El Sorgo.

Origen del sorgo

Los registros históricos afirman que el sorgo fue cultivado por seres humanos por primera vez alrededor del siglo I A.C en Asiria, sin embargo debido a la gran variedad encontrada en los países centroafricanos, es mucho más probable que el lugar original en el que se encontraba de forma silvestre fuera Etiopía, donde este cereal es consumido de forma tradicional en distintos platillos.

Los primeros cultivos de sorgo que se conocen eran bastante difíciles de manejar: tardaban mucho en crecer, eran demasiado altos,  su cosecha era, además de pobre, muy susceptible a perderse y con una calidad alimenticia muy deficiente en comparación con otros cereales. Esto cambió con el paso del tiempo, ya que los cultivos han mejorado progresivamente hasta obtener resultados mucho más eficientes.

En la actualidad la planta se distribuye tanto por el continente africano (especialmente en Sudán y Etiopía, donde existen más variedades de sorgo que en otros lugares del mundo) y Asia. Asimismo, las distintas especies de sorgo son utilizadas en otros lugares del continente africano, así como en la región índica para distintos tipos de consumo, tanto animal como humano.

Características del sorgo

 

Similar al maíz

 

Según sus características morfológicas, el sorgo contiene una cantidad de nutrientes y una fisiología vegetal similar al maíz. Sin embargo, este contiene  menos vitaminas y contenido alimenticio que este cereal.

 

Planta herbácea

 

La planta de sorgo es una planta herbácea que pertenece al subgénero de las poáceas (un taxón de plantas en el que casi todos los cereales y algunas plantas como la caña de azúcar se encuentran).

Esto quiere decir que, al ser herbáceas tienen un periodo de vida no superior al año, lo cual hace que las cosechas se adapten a este proceso de crecimiento.

Otra de las características de las plantas herbáceas es que no tienen órganos leñosos o carecen de tallos robustos como los árboles o arbustos. La gran mayoría de los alimentos que consume el ser humano provienen de este tipo de plantas.

El Sorgo tiene tres tipos de raíces: laterales, adventicias y aéreas. Su tallo es compacto, esponjoso y contiene nudos engrosados, similar al de la caña de azúcar, razón por la cual suelen definirlo de esa forma. Puede llegar a desarrollar entre 7 y 24 hojas dependiendo de la variedad de sorgo que se esté cultivando.

 

Gran supervivencia

 

El sorgo contiene las condiciones más aptas que pueden existir para la supervivencia. Es una planta capaz de resistir bastante bien las sequías y que se adapta a una amplia gama de suelos de forma satisfactoria. El sorgo puede desarrollarse perfectamente a altas temperaturas, lo cual supone una gran ventaja sabiendo que el cambio climático afectará en las décadas venideras los cultivos tradicionales.

Datos estadísticos

Los estudios recientes realizados por la Organización de Naciones Unidas Indican que el crecimiento exponencial de la población mundial significará un problema en el futuro debido a que la capacidad de producción que tiene la industria mundial no satisface las necesidades actuales. Se estima que la población mundial crecerá de 7.500 millones de personas a unas 9.000 millones cerca del año 2100 y esto preocupa a distintas organizaciones y gobiernos del mundo.

La ONU, para paliar esta situación ha indicado a los gobiernos que la componen aumentar la producción actual en un 60%, sin embargo la industria de los alimentos mundiales no ha podido satisfacer ninguna de las exigencias alimentarias de la población desde la década de los 90, aunque es difícil comprender cómo es esto posible si en los años 70 la producción mundial aumentó un 40%.

Estas cifras sólo demuestran que la sociedad mundial es muy desigual. Los cultivos no tradicionales y de reciente popularidad pueden ayudar a aumentar la producción y satisfacer la demanda mundial, sin embargo, otra problemática existe y es la del cambio climático, el cual los expertos indican que, junto al problema de la sobrepoblación causará una crisis alimentaria sin precedentes en la historia de la humanidad.

Se estima que la cantidad de agua que habrá en el futuro será mucho menor que la actual y esto afectará a cultivos que requieren grandes cantidades de agua como el del arroz. La aparición de nuevos superalimentos responde a la necesidad de diversificar la producción de alimentos mundial para evitar que, cuando la falta de agua comience a afectar a los países agricultores, puedan ocasionar mayores problemas.

El sorgo es uno de estos alimentos que, junto a otros como la cañahua o el mijo, se convertirán en los cereales con los que se alimentará la humanidad en el futuro.

Producción Anual

El principal productor de Sorgo en el mundo es Estados Unidos que produce alrededor de 12.635.730, seguido muy de cerca por Nigeria, que produce alrededor de 9.000.000 de toneladas. Otros países que destacan en la producción son la india, México, Sudán y Argentina. La producción de sorgo mundial, al año, se estima en alrededor de 1000 millones de toneladas, según la FAO.

Sin embargo, entre los principales países que producen sorgo, abundan más los países africanos por obvias razones, ya que las condiciones climáticas de este continente (del cual este cereal es vernáculo) son las más adecuadas para su supervivencia.

Exportaciones

El sorgo es altamente consumido en países latinoamericanos y europeos aunque su consumo comienza a aumentar en el continente asiático. De manera tal, que los países exportadores del continente africano tienen la oportunidad de establecer lazos comerciales con estos países y de esta forma mejorar la prosperidad de sus economías.

Consumo

El sorgo es utilizado de distintas formas. En los países europeos, asiáticos y en Latinoamérica suele ser utilizado para la elaboración de bebidas alcohólicas y como alimento para animales a manera de forraje. En Etiopía, el lugar en el cual fue domesticado este tipo de cultivo por el ser humano, se consume como cereal para tortillas, panes sin levadura como el cuscús, el kisra o las gachas.

Referencias: