Rambutan

El rambután es una fruta exótica que crece de un árbol que lleva el mismo nombre, a pesar de ser pariente cercana de la lichi, que es un fruto bastante conocido y deseado en varios países asiáticos, botánicamente no es muy conocida.

Se le conoce popularmente por otros nombres, como mamón chino o lichi peludo, este último se debe a una de sus características más peculiares, su apariencia peluda por el exterior. Por dentro puede confundirse con las uvas y tiene un sabor bastante dulce.

Tiene su origen en Malasia y es común ver cultivos de rambután por todo el sureste de Asia, donde su consumo y utilización es bastante popular dentro de su gastronomía.  Estos árboles florecen y dan frutos únicamente cuando se encuentran al nivel del mar, son típicos de las regiones tropicales, en donde la humedad sea abundante.

Composición nutricional del rambután

A pesar de que el rambután es rica en fructuosa y sacarosa, contiene muy pocas calorías. La composición nutricional de esta fruta es perfecta para las dietas, ya que gracias a su dulzor, puede sustituir al azúcar de tus postres y jugos, sin mencionar que es excelente para la salud por todos los aportes vitamínicos que le brinda al organismo.

Valores nutricionales

Por cada 100 gramos de esta fruta que se consuma, se obtienen los siguientes valores nutricionales:

  • Fibra: 0,9 gr
  • Grasa: 12,21 gr
  • Proteína: 0,65 gr
  • Hierro: 12,35 mg
  • Magnesio: 0,343 mg
  • Hidratos de carbono: 20,87 gr
  • Vitamina B6: 0,02 mg
  • Vitamina C: 4,9 mg
  • Calcio: 22 mg
  • Fosforo: 9 mg
  • Potasio: 42 mg
  • Sodio: 11 mg
  • Zinc: 0,08 mg

Recientemente se ha descubierto que el rambután también posee en su composición un poco de Vitamina A, además de sumar únicamente 60 calorías a las cantidades de consumo diarias.

Beneficios del rambután para la salud

El rambután es un alimento con muchos beneficios, se considera uno de los alimentos más saludables del mundo, y es un excelente sustituto de los bocadillos o snacks procesados que se consiguen en el mercado. Sus propiedades no se limitan únicamente a la fruta en sí, sino que también pueden derivar en sus otros elementos, como la corteza del árbol donde crece o sus hojas.

  • La cantidad de carbohidratos y proteínas que tiene, ayuda a mantener y aumentar la energía del cuerpo.
  • Su vitamina C ayuda a que la absorción de los minerales sea mucho más óptima.
  • Uno de sus compuestos principales son el ácido gálico, el cual protege al cuerpo de daños oxidativos, combate al cáncer y protege al organismo de agentes ajenos al mismo.
  • Sus cantidades moderadas de cobre, ayudan a acelerar la creación de las células rojas y blancas en la sangre.
  • Tiene ciertas funciones terapéuticas, puede ayudar a matar parásitos intestinales, y alivia los síntomas de estos como la diarrea y la fiebre.

Cómo se puede comer el rambután

En las zonas donde se cultivan es común comerlas frescas, simplemente rasgando la corteza con los dedos o cortándola, es fácil de consumir ya que la pulpa no se queda adherida a la misma. Pelarlas y guisarlas a fuego lento es perfecto para crear una rica mermelada o postre, también se puede picar e incluir en las ensaladas.

Efectos secundarios

El rambután es una fruta muy beneficiosa para la salud, y en general no tiene grandes efectos secundarios. Por el contrario se considera que su consumo es una de las mejores curas para problemas de riñón y para combatir la anemia. Sin embargo, como todo, comerla en exceso puede causar problemas en el organismo debido a su alto contenido de azúcar.

Advertencias

  • Las personas que estén en tratamientos como la diálisis, deben evitar su consumo, ya que este fruto asiático eleva los niveles de azúcar en la sangre y puede resultar peligroso.
  • También aquellos que sufran de alergias en la piel, como la dermatitis, pues comerla solo aumenta y agrava los enrojecimientos y la comezón en la piel.

Datos estadísticos

Esta fruta se dio a conocer fuera de su lugar de origen alrededor de 1912, y no fue hasta 1950 que tuvo una distribución hacia otras tierras. Actualmente y desde hace varios años, algunos comerciantes árabes han introducido al rambután en diversos países. Se tiene conocimiento de algunas plantaciones en la India, a pesar de que las mismas son un poco limitadas.

Su exportación y distribución es tal, que hoy día se sabe de la existencia de unos pocos arboles de lichi peludo en las zonas costeras de Colombia, Ecuador, Cuba y otros países de clima tropical. Su comercialización en Costa Rica ha dado como resultado ser una de las frutas que más han causado furor entre los grandes chef de Estados Unidos.

Esto se debe principalmente a que es un acompañante ideal para ensaladas y algunos postres, sin mencionar lo excéntrico que se considera su uso en las cocinas americanas.