La Cañahua

Los pueblos originarios de América han guardado muchos secretos que, aunque datan de años muy antiguos, se han olvidado en aras de la “modernidad” y el “progreso” que ofrece el mundo industrializado.

Sin embargo, no es posible olvidar que estos saberes ancestrales siempre han estado allí para ofrecerle a la humanidad muchísimas herramientas para facilitar su vida. Desde distintos métodos de cultivo, hasta la medicina tradicional forman parte de los procesos que han utilizado los pueblos originarios de América para mejorar sus condiciones de vida y asegurar su existencia.

Entre los muchos saberes ancestrales que existen y que hoy le son prácticamente desconocidos a la sociedad actual, se puede mencionar el cultivo y consumo de Cañahua, un grano cultivado en las pampas bolivianas y que hoy ha ido adquiriendo un papel trascendental para ese país y el mundo en materia gastronómica y tradicional.

Origen de la cañahua

Esta planta es originaria de los Andes bolivianos. Cuenta la historia que, junto al Amaranto y la Quínoa formó parte de la trilogía de alimentos de oro que las grandes civilizaciones amerindias consumían para resistir las inclemencias del clima por excelencia.

Aunque era consumida principalmente por los Incas, los pueblos Maya y Azteca llegaron a considerar a esta planta un regalo o bendición de los dioses y la incorporaron de alguna u otra manera a sus dietas.

Se estima que el cultivo de cañahua se practica desde hace más de 1000 años, en la época precolombina del continente americano.

Características

Las características más conocidas de la Cañahua son las siguientes:

 

Alta adaptabilidad y supervivencia

 

La Cañahua posee una gran capacidad para adaptarse a climas adversos. Esta ha sabido crecer y subsistir en un ambiente bastante adverso para gran cantidad de especies de granos. De hecho, es excelente para cultivarla en aquella región ya que muy pocas plantas pueden competir con ella en las pampas bolivianas.

 

Conocida ancestralmente por ser ideal para consumirla en las alturas

 

Esta planta es célebre por proporcionar la energía necesaria a los caminantes del altiplano andino. Los pueblos originarios de los andes consumían y siguen consumiendo cañahua porque esta planta puede ayudar a combatir el mal del páramo,  una alteración del organismo humano debido a la hipoxia (o deficiencia de oxígeno en la sangre) que se debe a la incapacidad del cuerpo humano.

Los síntomas del mal de páramo son mareos, dolor de cabeza, náuseas, vómito, agotamiento físico y  nerviosismo, todos surgidos de la falta de oxígeno que puede presentarse a altas alturas y a las que el cuerpo le cuesta adaptarse con facilidad.

 

Contiene un alto contenido nutricional y proteico

 

Este grano contiene aproximadamente un 20% de proteínas, junto a un alto contenido de aminoácidos esenciales, carbohidratos y aceites vegetales (un 60% de su composición aproximadamente son carbohidratos y aceites). Por estas razones es un alimento sumamente nutritivo y único en su clase.

Este grano contiene además muchos minerales como el hierro, fósforo, zinc y magnesio que son esenciales para el correcto funcionamiento del organismo.

Asimismo, la cañahua goza de contener en su composición distintas vitaminas como las pertenecientes al complejo vitamínico B y vitamina E. Esto hace la convierte en un excelente complemento para cuidar el metabolismo y la regeneración de los tejidos del cuerpo humano.

Este alto contenido en nutrientes la hace un excelente aditivo para  deportistas, de hecho algunos atletas de alto rendimiento como los basquetbolistas de la NBA la consumen antes de los partidos porque les proporciona resistencia.

 

Es un “Superalimento” utilizado por la NASA

 

Debido a sus características nutricionales, este alimento es utilizado en la NASA debido a que tiene muchos más nutrientes que cualquier otro. Junto a otros superalimentos como las algas verdiazules, se elaboran todo tipo de alimentos como barras energéticas y pastillas a base de Cañahua que son consumidos durante las misiones espaciales.  

Datos estadísticos de la cañahua

Se estima que la población mundial ascenderá a los 9000 millones de personas para el año 2050 y las Naciones Unidas, previendo una inminente crisis alimentaria ha exigido a los gobiernos del mundo que aumenten en al menos un 60% la producción de alimentos de todo tipo.

Esta cifra se ve agravada por el cambio climático, en el cual se tiene prevista la disminución gradual de la cantidad de agua dulce que existirá en el mundo en los próximos años, lo que hará de los alimentos que requieren de mucha agua para su cultivo un problema.

Por ello, la cañahua se perfila como un excelente suplemento a muchos de estos alimentos debido a su gran capacidad de subsistir en ambientes hostiles para la gran mayoría de los cultivos tradicionales.

Producción Anual

La producción actual en Bolivia, según los datos aportados por los productores de Cañahua se ubica en alrededor de 1000 hectáreas de tierra plantadas con cañahua.

Es importante destacar el papel protagónico que tiene la quechua Trigidia Giménez, considerada la más importante productora de Cañahua en la actualidad ya que cultiva alrededor de  80 hectáreas de cañahua al año al oeste de Bolivia.

Exportaciones

Como se ha dicho, la cañahua comienza a perfilarse como un gran suplemento energético, gastronómico y alimentario en el cual el pueblo boliviano puede encontrar una sustancial fuente de ingresos.

La importancia de este alimento es tal, que la agencia espacial de los Estados Unidos (NASA) ha comenzado a incorporar los granos de cañahua en distintos suplementos energéticos que serán utilizados entre los suministros de los astronautas.

Algunas organizaciones como Innovare e Hivos, una ONG boliviana conformada por agricultores, cocineros y pequeños productores han promovido todas las delicias y propiedades nutricionales que este grano contiene para incitar la inversión y la posterior exportación.

El gobierno de Bolivia entabla conversaciones con los gobiernos de China y Rusia para exportar alimentos como la cañahua a estos países, lo cual podrá favorecer la producción de este alimento en el futuro convirtiéndola en una de las principales fuentes de ingreso de esa nación.

¿Cómo consumir la cañahua?

La cañahua ha sido consumida en una harina conocida como pito de Cañahua, la cual ha sido usada en todo tipo de recetas y métodos tradicionales en el altiplano boliviano, sin embargo los recientes descubrimientos hechos sobre sus distintos beneficios para la salud han diversificado mucho más sus formas de consumo.

El pito de cañahua puede ser utilizado como complemento de galletas, barras energéticas, panes, bebidas y cereales para el desayuno. Existen otros productos de cañahua que se utilizan para distintas recetas, entre los cuales pueden destacarse la harina, el afrecho y las pipocas.

El gran contenido energético y nutricional de la cañahua la ha convertido en uno de los principales alimentos consumidos en las pampas bolivianas, especialmente por los indígenas chipayas, los cuales son considerados de entre los más pobres del altiplano y que han sabido subsistir gracias al cultivo de Cañahua.

Referencias: