Aceite de Krill

El aceite de Krill es extraído de un crustáceo pequeño, similar al camarón. Se encuentra generalmente en aguas frías de Antártica, en la costa oeste de Vancouver, Ucrania, Rusia y Japón.  En muchos países suele ser utilizado como un alimento tradicional en variedades de platos.

Al ser un crustáceo que se halla en abundantes cantidades, es una fuente de alimentación para muchas especies, como ballenas, peces, pingüinos, etc.

Las especies más comunes que suelen pescarse son el Euphausia superba y el kill antártico. Este aceite a diferencia del aceite de pescado solo se encuentra disponible en capsulas, que son incorporadas a la dieta por su cantidad apreciable en ácidos grasos esenciales, como el DHA y el EPA.

Composición nutricional

Es una mezcla perfecta de ácidos grasos esenciales, fosfolípidos y antioxidantes. Además, es una fuente alimentaria alta en proteínas y muy baja en grasas.  Estos crustáceos han adquirido rápidamente popularidad debido a su alto valor nutricional, entre lo que destaca:

Valores nutricionales

Un gr de aceite de krill contiene:

 

  • Tres fosfolípidos concretamente: Fosfatidilinositol, Fosfatidiletanolamina, Fosfatidilcolina.
  • Ácidos grasos omega 3, EPA y DHA en proporción de 5:3.
  • Ácidos grasos omega 6: 20 mg.
  • Ácidos grasos omega 9: 70 mg.
  • Astaxantina: es un carotenoide que se encuentra totalmente esterificado, tiene un potente efecto antioxidante.
  • Contenido en vitamina A y E.
  • No contiene grasas trans, dioxinas, pesticidas, ni metales pesados.

 

Propiedades y beneficios del aceite de krill

El aceite de krill ha demostrado ser 48 veces más potente que el aceite de pescado, esto fue comprobado en un estudio publicado de Journal Lipids.

Tiene un gran potencial para proteger la piel y combatir los signos del envejecimiento, proporcionar energía, estimular el sistema nervioso, reducir el colesterol, combatir las enfermedades antiinflamatorias, subir las defensas, y mejorar la salud general del cuerpo.

Mejora el aspecto de la piel

Su contenido en antioxidantes protege a la piel de los rayos UV, además reduce las arrugas y otros problemas cutáneos.  

Mejora el aspecto del cabello y de las uñas, previene la caída del cabello y el agrietamiento de las uñas. Estos efectos positivos se deben principalmente al contenido en ácidos grasos esenciales.

 

Reduce el síndrome premenstrual

El consumo constante de este aceite disminuye notablemente la depresión, retención de líquidos, dolor abdominal e irritabilidad característica del síndrome premenstrual.

Aumenta la energía

Puede ser utilizado como fuente de energía, en una encuesta realizada el 50% de los participantes afirmaron sentirse enérgicos y menos aletargados mediante el consumo de aceite de krill.

Alivia el dolor de las articulaciones

Las propiedades antiinflamatorias reducen notablemente el dolor de las articulaciones, después de solo una semana el dolor disminuye en hasta un 24%, además se reduce la rigidez y aumenta la flexibilidad de las articulaciones.

Reduce el colesterol

Uno de sus beneficios más importantes es la reducción de los niveles de colesterol, previniendo enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares.

Tras 12 semanas de uso, se puede notar una reducción de los niveles de colesterol en un 13%, disminuyendo el colesterol malo (LDL) y aumentando el bueno (HDL).

Aumenta la concentración y la atención

Este efecto ha sido comprobado en niños con trastornos de déficit de atención, dislexia, autismo e hiperactividad. Se puedo notar una mejoría notable en la concentración tras haber comenzado a tomar el aceite de krill.

Precauciones y efectos secundarios

Los investigadores han observado ciertos efectos secundarios asociados al uso de aceite de krill como suplemento nutricional, principalmente se trata de acidez, malestar estomacal, nauseas, mal aliento o diarrea.

Advertencias

  • Anticoagulantes: este aceite puede disminuir la coagulación de la sangre, por lo que resulta peligroso su consumo en personas con trastornos de coagulación o complicaciones hemorrágicas.
  • Interacción del medicamento: aumenta el efecto de medicamentos coagulantes como la warfarina, puede interactuar a su vez con la aspirina, diclofenaco, naproxeno, enoxaparina, heparina, etc. Si se está tomando algún medicamento que se pueda disolver en sangre es importante consultarlo con un médico.
  • Las alergias a los crustáceos: los krill son una especie de crustáceos, por tanto aquellas personas con alergias a estos no podrán consumir el aceite de krill.  
  • Calidad del producto: según su proceso de producción se determina la calidad y la seguridad, solo dos fabricantes de este aceite han recibido una certificación de calidad, que son Krill Superba Oil y Krill Neptune Oil.

Datos estadísticos

Es la especie multicelular con mayor acumulación en la tierra, su estimado en número en el océano antártico es de 135 a 670 millones de toneladas. La captura anual registrada en los últimos años para la pesca comercial fue de hasta 110.000 toneladas. Este valor es menor que las cuotas que se han impuesto por la comisión internacional para la conservación de los hábitats, lo que asegura la conservación y continuación de la producción de este aceite.

La captura anual representa tan solo el 0,03% de las poblaciones estimadas de krill, por lo que no representa ningún peligro o impacto en el equilibrio ecológico.